5 reglas para elegir la foto perfecta para la portada de tu libro

Aprende cómo seleccionar la imagen de portada perfecta para tu libro

Si estás leyendo este post, es porque te interesa crear un diseño de portada de calidad para tu libro. Seguramente ya lo sepas pero ese diseño de portada es la carta de presentación de tu manuscrito, por eso saber cómo elegir las imágenes para la portada de tu libro es tan importante. 

Las cinco reglas que leerás a continuación, son cinco aspectos claves que desde mi punto de vista debe cumplir cualquier imagen para ser una candidata a portada. Sigue leyendo si quieres saber más. 

Regla 1. La simplicidad es la clave

Cuantas menos imágenes uses para tu diseño de portada, mejor. En anteriores posts he mencionado que si es solo una foto hay posibilidades de que encuentres otros libros que tienen tu misma portada, así que dejaremos el número de imágenes mínimo en dos. 

Las posibilidades son infinitas. Sin embargo, mi opción favorita cuando selecciono fotos para mis diseños de portada casi siempre suele ser una foto que represente al personaje principal y otra que sea un paisaje, edificio o panorámica de una ciudad. 

Regla 2. Cuantos menos colores, mejor

Seguimos con el menos es más. Si elegir pocas imágenes para la portada de tu libro es esencial para no sobrecargar la composición, que estas tengan un rango de colores parecidos también es importante. 

Con programas de edición de imágen es posible intentar igualar los colores pero si no quieres meterte en problemas a mayores, lo mejor que puedes hacer es buscar imágenes con tonalidades lo más parecidas posibles.

A la hora de elegir la imagen de portada para tu libro la simplicidad es la clave

Regla 3. Calidad, por favor

Creo que esta frase es una de las más repetidas en este blog y, a pesar de todo, todavía se ven imágenes pixeladas en algunas cubiertas de libros. 

Nunca, nunca, nunca elijas una imagen con mala resolución para la portada de tu libro. Si quieres cargarte el diseño y darle un aspecto cutre… Adelante. Si no, busca imágenes de buen tamaño en bancos de imágenes como istock, shutterstock o tanto otros (si quieres pagar) o en unsplash, pexels o pixabay si buscas imágenes gratuitas.

Regla 4. Destaca entre la multitud

A la hora de elegir las imágenes para tu diseño de portada, es muy importante destacar. Sobre todo, si te has decidido por un banco de imágenes gratuito. Lógico, ¿no es cierto? Si ya hay imágenes que se usan cientos de veces cuando hablamos de bancos de imágenes de pago… Imagínate cuantas veces y en cuantos sitios podrás encontrar la imagen principal de tu libro si es de un banco de imágenes gratuito.  

Es por eso que te recomiendo que nunca te quedes con imágenes de las primeras páginas del buscador. Pasa el tiempo en el banco de imágenes, busca y rebusca entre sus páginas. Cuanto más te metas en la madriguera del conejo… (como Alicia) más fácil será que encuentres una imagen original y única.

Regla 5. Guíate por tus emociones

La imagen que debes elegir para la portada de tu libro es aquella que cuando la veas te diga algo. Los seres humanos nos dejamos llevar por estímulos, usa eso en tu favor.

Juega con imágenes que llamen la atención o que causen algún tipo de reacción en tu posible lector. En caso de que no puedas hacerlo con las imágenes, hazlo con el título de tu libro. Un título provocativo te asegurará que, por lo menos, el lector curiosee sobre qué trata.

¡Listo!

Espero que encuentres útiles estos  cinco consejos sobre cómo elegir las imágenes para la portada de tu libro y que los pongas en práctica. Si tienes alguna duda sobre este o cualquier otro tema, comenta debajo o escribe un mail. ¡Encantada de ayudarte!

También puedes descubrir qué 6 errores podrías estar cometiendo con la portada de tu libro o buscar inspiración en nuestra galería de portadas prediseñadas.

5 reglas para elegir la foto perfecta para la portada de tu libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba